Buscar

Una historia sin hada madrina.

Hoy te voy a contar una historia importante que, aunque parezca de terror, es de esperanza, lucha y resiliencia.


Remontémonos en la época de los primeros humanos, aquellos que sus conductas eran más

por instinto que por razón, época en la que se regía por la Ley del más fuerte 1 y la supervivencia del más apto 2 era el modo de vivir, en la que si nacías con algún defecto 3 , al igual que los pajaritos sin pico son aventados del nido o los conejos más viejos son lanzados al acantilado, las personas con discapacidad eran desterradas a su suerte.



Al paso del tiempo, la razón comenzó a dominar sobre los instintos y aunque comenzaron a civilizarse, la discapacidad aún no formaba parte de la sociedad y optaron por sacrificarlos a los dioses.


No fue hasta la época Medieval, donde la discapacidad se comienza a ver como un “mal de la persona”, las monjas recibían a niños que eran desterrados por haber nacido con alguna discapacidad física, visual o auditiva, sin embargo, aquellos con discapacidad mental o intelectual eran asesinados por la Santa Inquisición, al creer que estaban poseídos por demonios.



Esta época generó muchas personas con discapacidad adquirida debido a las cruzadas y enfrentamientos, y fue entonces que se comenzaron a crear hospitales y asilos para este fin, no obstante, seguían siendo marginados sociales.


Hasta este momento, se le conoce como el Modelo de la Prescindencia, en el cual, como su nombre lo dice “Se prescindía de la vida de las Personas con Discapacidad.”


La Edad Moderna (siglo XVI), dio inicio al Modelo de Médico- Rehabilitador, donde la discapacidad se entiende como la enfermedad de la persona y los primeros personajes importantes toman su lugar, Juan Luis Vives hace sus primeros postulados sobre la rehabilitación con la creación de la primera prótesis de mano, San Juan de Dios funda la primera escuela para la discapacidad y Pedro Ponce de León la Educación Especial enfocada a las Personas Ciegas y Sordas, de la cual posteriormente en el siglo XVIII, Louis Braille, crea el sistema de lectura y escritura que lleva su nombre. Durante esta época las personas con discapacidad mental e intelectual seguían siendo consideradas como poseídas y se les intentaba “curar” por medio de exorcismos y/o los encerraban en los calabozos; pero la ciencia avanzó y los médicos, buscaron curar la discapacidad mental a través de métodos innovadores, aunque muy invasivos, y experimentaron con ellos psiquiátrica y quirúrgicamente. Por más aterrador que esto sea, entendamos que este periodo fue el inicio en la humanización de la discapacidad, en la que se consideraba persona enferma.



En el siglo XX, las guerras dejaron un alto número de personas con discapacidad adquirida y es a partir del término de la Segunda Guerra Mundial, cuando inician los movimientos por los Derechos Humanos de las Personas Con Discapacidad, en 1948 surge la primera Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la cual desembocan la autorización e implementación de reformas, programas y leyes en defensa de las personas con cualquier tipo de discapacidad, dando inicio al Modelo Social, en el que “La discapacidad es la relación entre la persona con deficiencias y las barreras físicas y sociales que impiden su participación plena y efectiva …” 4 ,es decir, la discapacidad será generada por el contexto o persona que impida la participación autónoma de la persona con discapacidad.



Y aunque la discapacidad aparece con los primeros humanos, esta historia apenas comienza...


ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco