Buscar

TURISMO VIRTUAL, una herramienta de inclusión útil durante el confinamiento.


Al igual muchas personas, habíamos planeado realizar algún viaje durante este año 2020. Como es de todos conocido, la histórica pandemia del Covid-19 nos llevó a suspender proyectos de diversión, descanso y aprendizaje.


Aunque poco a poco se han ido reactivando rutas turísticas nacionales e internacionales que permiten a los viajeros llegar a sus destinos, aún no hay condiciones de confort y seguridad para las personas con diferentes condiciones como por ejemplo el caso de las personas con de discapacidad.


Ante una situación de confinamiento como la que vivimos hoy en día, afortunadamente hay tecnologías que, si bien no sustituyen la experiencia vivencial del viaje, bien pueden coadyuvar al conocimiento virtual de maravillosos lugares cargados de historia y a generar algunas de las intensas emociones que el turismo vivencial provee.


Las tecnologías digitales han avanzado hacia la inclusión de todas las personas ya que apoyadas en dispositivos aptos para el uso universal, permiten a millones de personas abatir el aburrimiento o fomentar el aprendizaje y la cultura mediante recorridos virtuales convencionales, visitas a sitio mostrados en fotografía de 360 grados o bien vídeos en Realidad Virtual (RV) y tercera dimensión (3D)


Pero, ¿Qué significa Realidad Virtual?


La definición de Realidad Virtual es la siguiente:

Conjunto de técnicas informáticas que permiten crear imágenes y espacios simulados en los que una persona, mediante un dispositivo visual, tiene la sensación estar y poder desenvolverse dentro de ellos.


Una definición práctica de la Realidad Virtual aplicada al turismo sería la posibilidad de conocer lugares atractivos sin moverse de un sitio dependiendo de dispositivos físicos de alta tecnología que permiten el acceso a experiencias virtuales simuladas en las computadoras.


Para disfrutar de la realidad virtual se necesitan dos dispositivos esenciales: las gafas que contienen la pantalla que envolverá los ojos, y el dispositivo informático que generará el entorno virtual (un ordenador, una consola o un Smartphone). Las gafas constan de una pantalla y unas lentes.

El usuario puede adquirir una muy amplia variedad de gafas o cascos de Realidad Virtual para todo tipo de presupuestos que van desde los $ 3 dólares tales como los Google Cardboard (Imagen 1) hasta los sistemas Oculus (Imagen 2) que pueden llegar hasta los $ 3,000 dólares. Hay algunas experiencias más inmersivas en las cuales se requerirá de otros dispositivos, como guantes, pantallas interconectadas o trajes especiales, para conseguir una mayor interacción y percepción del mundo y de los diferentes estímulos.


Todo esto puede hacer que el usuario experimente emociones, reacciones, sensaciones y pensamientos muy parecidos a los que experimentarían en situaciones reales parecidas. La Realidad Virtual.

A continuación te entrego algunas sugerencias para vivir la Realidad Virtual:



Concluyendo…


Cualquier persona puede disfrutar de una amplia variedad de actividades en Realidad Virtual disponibles en internet.


A razón de que las experiencias virtuales necesitan dispositivos como computadoras o teléfonos celulares, hay opciones para ser utilizados mediante las funciones de accesibilidad que vienen integradas a los mencionados dispositivos.


Aunque la mayor parte de los recorridos turísticos son audio visuales, hay algunos que han sido grabados con muy alta calidad de sonido, permitiendo así vivir la experiencia virtual cercana a la realidad para personas con discapacidad visual, por eso decimos que la realidad virtual es una experiencia incluyente.

ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco