Buscar

Turismo Incuyente


El famoso año 2020 nos presenta un mundo ultramoderno, lleno de retos y oportunidades en todos los sentidos y donde la sinergia social ha logrado permear en los diferentes ámbitos del ser humano tales como: en lo político, económico, social, familiar, religioso y desde luego personal, abriendo nuevas posibilidades para todos y generando espacios y condiciones favorables para que las personas con discapacidad o adultos mayores puedan integrarse y disfrutar de los bienes y servicios.


El aspecto turístico por su parte no es la excepción en el tema de inclusión y con agrado podemos ver a las personas con discapacidad disfrutando de paisajes, practicando diferentes tipos de deportes, haciendo uso de transporte adecuado a sus necesidades, visitando hoteles que han pensado en la accesibilidad, moviéndose en vialidades con facilidad , visitando centros comerciales, lugares arqueológicos, restaurantes y toda una estructura pertinente para facilitar el uso de los servicios de este sector de la población tan importante y determinante en la formación de todos los individuos. Sin embargo, hay un aspecto importante que en los últimos tiempos se ve cada día de manera más recurrente: el trato incluyente, que permite la interacción con respeto, cordialidad y sobre todo sin hacer diferencia alguna; este trato se aprecia desde las personas que ofrecen diferentes servicios en los lugares propios de cada espacio turístico hasta en las familias que interactúan de manera coincidente. Es así, como todos los turistas están en capacidad de disfrutar de todo lo que los centros turísticos ofrecen, logrando interactuar sin problema alguno, contribuyendo con ello a mejorar su estancia y desde luego su salud en general.

En lo que corresponde a las familias que viajan con un adulto mayor o persona discapacidad, el trato incluyente permite que todos los integrantes puedan disfrutar de unas vacaciones felices y permite que los niños aprendan a relacionarse con todos sin distinción, disfrutando de una forma genuina y natural, creciendo como personas con conciencia, valores y sensibilización. Aunado a lo anterior, un aspecto que se ve beneficiado de manera importante en las personas con discapacidad, y en todas en general, es la actitud frente a la vida, el adulto mayor y las personas con discapacidad disfrutan los atractivos turísticos, aprecian la facilidad de movilidad y los servicios, la atención equitativa del recurso humano que brinda algún servicio y de la interacción con la sociedad, que ha sido un recurso capitalizable que redunda en la calidad de vida de todos los sujetos.


La conciencia, luego entonces, está cambiando y ese es el rumbo inequívoco que requieren los grupos sociales, las personas con discapacidad representan sensibilidad, atención, reflexión, valores y una serie de situaciones a considerar en los destinos turísticos que tienen como objetivo el ganar ganar, generar mayor calidad en el servicio y modificando espacios que provean a las personas de recursos para disfrutar y ser felices, todo está ahí, México es privilegiado con tantas variedades que puede ofrecer, hacer espacios inclusivos para locales y extranjeros nos dá una connotación diferente y desde luego distintiva, pero sobre todo sin perder la esencia de propiciar espacios felices para todos.


Hagamos uso de éstos maravillosos recursos crezcamos juntos y demos la oportunidad a los nuestros de compartir lo que alimenta a nuestras almas, todo ello es posible viajando.

ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco