Buscar

Turismo Incluyente... ¡Podría ser muy fácil!


Recientemente llegué desde Querétaro a Cancún para colaborar en Turismo Inclusivo, Turismo Accesible o mejor dicho: ¡Turismo para Todos!


La palabra accesible significa que el entorno urbano, arquitectónico, social o de comunicación está libre de barreras que impiden que las personas con diferentes tipos de discapacidad, temporal o permanente, adultos mayores, personas de talla baja o mujeres embarazadas, por mencionar solo algunos, lleven a cabo actividades cotidianas.


Si por un momento tratamos de ser empáticos e imaginamos la experiencia turística de un viaje en familia en una isla o en un cenote en Quintana Roo, de inmediato sentimos alegría y nos visualizamos en ese momento. Sin embargo, no es igual para aquellas personas que se encuentran en situación vulnerable por usar una silla de ruedas o por vivir con discapacidad visual, auditiva, cognitiva, o psicosocial. Por lo general, las personas con algún tipo de discapacidad, son discriminados ya que los espacios diseñados en los parques acuáticos, restaurantes, hoteles, playas, centros comerciales, teatros, etc. presentan muchas barreras que impiden o limitan el desplazamiento y la comunicación. Al final termina siendo más “fácil y cómodo” para los familiares y, hay que decirlo; para los prestadores del servicios turísticos, hacer a un lado a estas personas y buscarles alguna actividad diferente, segregados de sus amigos y familiares. Eso se llama discriminación.


Ahora que me he dado a la tarea de observar con atención la accesibilidad o la “falta de” en los espacios y servicios que se utilizan para participar de las experiencias turísticas, me doy cuenta que para disolver las barreras que impiden un disfrute inclusivo, ¡se necesita en realidad muy poco! No tiene que ser costoso ni difícil, es más una cuestión de voluntad que de inversiones onerosas. Pero antes debemos ser conscientes de que nuestra sociedad es mejor cuando sumamos en lugar de restar. Hay que colocarnos en los zapatos de otros para comprender sus necesidades.


Todo comienza desde la planeación, contar con un itinerario turístico accesible correcto que considere toda la funcionalidad de la cadena de accesibilidad es indispensable, esto es:

  • Asegurar que la comunicación sea posible y eficiente para todas las personas

  • Contar con un transporte que resuelva de manera cómoda las necesidades de cualquier persona, ya sea contar con una rampa, tener un espacio específico para sillas de ruedas, y un conductor capacitado en inclusión.

  • Asegurarse de que las veredas y senderos por donde se realiza el recorrido para llegar al lugar de la experiencia cuente con un pavimento adecuado para que una persona en silla de ruedas o una persona con discapacidad visual puedan desplazarse de forma eficiente.

  • En el restaurante debe haber mesas con altura no mayor a 85 cm y con espacios disponibles para colocar sillas de ruedas, así como menús con imágenes de los alimentos además de contar con impresión en realce y lenguaje braille. ¡Mejor aún!, cartas digitales con sistema de voz que exprese lo que se oferta a una persona ciega.

  • Los servicios sanitarios deben contar con las medidas y adaptaciones necesarias de acuerdo con las normativas de accesibilidad y diseño universal.

  • Es sumamente importante que haya personal capacitado para ayudar y apoyar a las personas de acuerdo con sus necesidades particulares para garantizar su seguridad y diversión.

  • Para algunas experiencias como las de tipo rural, arqueológico o de playa, será necesario contar con equipo especial para personas con discapacidad, por ejemplo: Sillas de ruedas anfibias o todo terreno, barandales y señalética accesible para una comunicación clara, segura y eficiente.

No es difícil, pero si hay que ser creativo y tener voluntad de ser incluyente. Al final; lo que es correcto, justo y digno es que cualquier persona se divierta de forma segura e independiente para que toda la experiencia turística sea un éxito y todos quieran regresar una vez más.

ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco