Buscar

La novela gráfica como una forma lúdica de crear conciencia y lograr la inclusión

Actualizado: jul 30

A través de las caricaturas nos vemos reflejados; la caricatura es un vacío que absorbe nuestra identidad y conciencia, lo que el lector ve es un pedacito de él. Scott McCloud


A diferencia de las historietas cortas que se vendían en los puestos de periódicos o aparecían en una sección del periódico, la novela gráfica es mucho más extensa y desarrolla un argumento formal con una narrativa similar a la de una novela literaria. La propuesta se plantea a través de viñetas que se apoyan con un guion muy escueto que complementa la parte gráfica cuyo peso es mayor. El tono, a diferencia del comic es serio.



Yo, en lo personal nunca me había sentido atraída por la novela gráfica. Las ilustraciones de libros como Watchmen (1987, una serie de Alan Moore y Dave Gibbons) me parecen sumamente perturbadoras y eso me impide entrar en ellas. Lo mismo me pasa con Maus de Art Spiegelman, que muestra el mundo de una vieja familia del Este de Europa que pasa días metida en un bunker.


Sin embargo, cuando vi el libro de Arrugas de Paco Roca, me encantó la novela gráfica porque pude ver en esta una manera lúdica de abordar temas difíciles. Paco Roca tiene gráficos desgarradores, pero mucho más accesibles, y para mi incluso hermosos, que permiten acceder a un tema muy duro y entenderlo (en este caso lo que se enfrenta una persona con Alzheimer).


Después de Arrugas, encontré Habla María, de Bernardo Fernández BEF y me di cuenta de que la novela gráfica resulta una excelente opción para educar, crear conciencia, crear empatía, orientar, y acercar a todo tipo de lector a un tema difícil. Habla María, me cautivó, seguí sin parar los pasos de sus personajes entrañables y al final me quedé con ganas de leer la continuación que espero BEF nos ofrezca en algunos años. Difícilmente yo compraría un libro sobre el autismo, pero esta novela gráfica, me cautivó.


“La imagen te permite contar cosas sin decirlas: pero ahí están”.

BEF


Este libro nos acerca al lado humano del autismo; nos sensibiliza y nos hace empáticos con los personajes.


Dice BEF que para este libro necesitaba un discurso muy orgánico, suave y amable porque el tema es muy fuerte. Y buscó algo muy básico geométricamente hablando, al estilo del cómic infantil para que fuera fácil de acceder. En algunos momentos el autor hace un homenaje a Schulz, porque, como dice S. McCloud, entre más abstracto es el dibujo es más fácil que la gente se relacione con él y ese es el caso de Snoopy. El autor asegura que en Habla María el tema necesitaba esa simplicidad, de lo contrario hubiera sido muy doloroso.

En la novela gráfica cada elemento hasta la tipografía tiene una función narrativa. El color también nos comunica algo: este libro es monocromo porque el asunto es para marcar un antes y un después, de cuando los personajes sienten la desesperanza a cuando llega la esperanza.


Los dibujos acercan a personas que de otra forma no se acercarían y los cómics son una

forma de utilizar la palabra y la imagen que son las herramientas más poderosas para transmitir un mensaje, asegura BEF. Así que la novela gráfica no solo nos adentra al universo de otras personas con vidas y capacidades diferentes, sino que facilita nuestro acceso a ellos y nos hace vivir su condición y ser empáticos.


ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco