Buscar

Inclusión de ida y vuelta.

Actualizado: jul 30



Me había ocurrido de ida y vuelta, causando demasiado ruido, solía suceder en ocasiones cuando daba capacitaciones en Cultura en Discapacidad, conferencias referentes a alguna condición y en eventos inclusivos que organicé; las personas buscaban inclusión o eso decían, pero sus acciones denotaban lo contrario.


De pronto surgía la pregunta de la audiencia “¿Por qué es importante hablar con la terminología correcta?” Al principio, esta interrogante me desconcertaba demasiado, ¿Cómo era posible que las personas no comprendieran la importancia de hablar de forma correcta? ¿Acaso no lograba hacer llegar la información indicada? O ¿Realmente no les interesaba? Quizá, a las personas con diversidad funcional, les acomodaba más las conductas de discriminación positiva…. Y entonces, el ideal de igualdad, equidad e inclusión se desvanecía ante mis ojos.


Recuerdo en específico aquella conferencia en la que mencionaba que decir “mamá especial”, “mamá Down” o “mi hijo Down” eran términos discriminatorios y excluyentes, a lo que una madre comentó que a su hijo le decía “bebé Down” de cariño y que con ese cariño esperaba que la gente lo considerara. A lo qué pensé, si tú no eres capaz de hablarle con respeto a tu hijo, no esperes que los demás lo hagan. Si como madre buscas que tu hijo(a) sea incluido(a) en términos de igualdad con los demás, no puedes esperar este resultado si tu lenguaje y acciones no marcan una pauta para ello.


Es una lógica simple, y se escucha a menudo, “No hagas, lo que no quieras que te hagan” polarizándolo a lo que nos compete: si buscas que los amigos de la escuela lo traten como a otro niño más, tu en casa trátalo así; no le pongas apodos que lo clasifiquen en el grupo de los “diferentes”, porque después te pelearás cuando escuches que los compañeros o las mamás de ellos, se refieran a tu hijo como “el Down”, “el cojo”, “el discapacitado”; no te sorprendas si no lo dejan participar por ser diferente, si tú en tu casa marcaste el antecedente y continúa sucediendo. Esto no queda sólo en los juegos del patio de la escuela, en una conversación de padres de familia o maestras en la junta de los viernes, esto trascenderá y cuando menos te des cuenta tu hijo con discapacidad, buscará esa distinción, victimizándose y diciendo -yo merezco esto por tener tal o cual condición-.



Te cuento esto como una experiencia personal, cuando hace algunos años organicé un evento inclusivo, llamándolo así porque estaba diseñado para que cualquier persona con o sin esto o aquello pudiera gozar de él, celebrar juntos y convivir siendo todos parte esencial de aquel acontecimiento; me contactaron varias Personas con Discapacidad buscando beneficios personales mencionando literalmente: “Yo no pago entrada, voy gratis porque tengo discapacidad”, “Yo soy sordo, yo merezco el premio del primer lugar”, “…como yo tengo silla de ruedas salgo primero en la competencia”. Esto querido lector, no es más que el resultado de un trato discriminatorio e incoherente de familias, sociedad y entorno; en el que le enseñaron que por tener cierta condición merecía un trato especial, que no puede estar en términos de igualdad con las personas regulares porque el/ella tiene ….


No querido lector, esto no es inclusión, esto no se acerca ni un poco al modelo social por el que peleamos hoy; esto es una ironía, un juego de niños pequeños buscando lo mejor porque mi ego sin precedentes lo pide, porque mi mamá siempre mencionó con un tono cariñoso que yo era el distinto aquí, porque en la escuela mis amigos me ayudaban a ganar porque no creían que fuera capaz de competir y demostrar , porque socialmente me pagaron en un empleo que nunca ejecuté.


Entonces querido lector, te lo digo, si eres una persona con discapacidad o familiar de una de ellas, vecino, compañero, primo o una persona extraña que paso junto, tómatelo enserio, que tu lenguaje sea el correcto, que tus acciones sean congruentes y que tus exigencias vayan en relación con lo que te toca dar, y será entonces cuando podamos hablar de inclusión de ida y vuelta.

ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco