Buscar

Cambiando Ideas, Conceptos y Lenguaje

Actualizado: jul 30

¿Cuántas veces hemos escuchado el término “discapacitado”, “minusválido”, “sordo mudo”, “invidente” o “retrasado” en los discursos, pláticas ocasionales entre conocidos o medios de comunicación? Más de las que me gustaría contar, sin embargo, hace apenas unos cuantos años yo también pertenecía a este muy nutrido y heterogéneo grupo de personas que, por falta de información utilizamos términos incorrectos y en ocasiones considerados incluso discriminatorios.


En temas de salud se define como Medicina “Conjunto de conocimientos y técnicas aplicadas a la predicción, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades humanas y, en su caso, a la rehabilitación de las secuelas que pueden producir.”1 Quizás este término nos ayude a comprender la cosmovisión que hemos tenido a lo largo de la historia el personal de salud, acerca de tratar la discapacidad como una enfermedad. Pero el humano es un ser social y cambiante afortunadamente, y vivimos en una sociedad que cuenta con una facilidad para acceder a información que en otros siglos no se tuvo.



Hoy en día en algunos países han modificado sus planes de estudios para dar un enfoque más humanista a las diferentes ciencias de la salud y sociales, “aspecto que hoy se denomina educación inclusiva y que se ha fomentado con mayor frecuencia en los niveles educativos inferiores a la educación superior; esta formación sanitaria y médica forma parte de la responsabilidad social de aprender a ser un buen médico en la sociedad actual”2


Desde hace mucho tiempo y gracias a la lucha activa por ser reconocidos como sujetos de derechos, las personas con discapacidad y sus familias han trabajado para cambiar el paradigma de nuestra sociedad. Aún hay mucho camino que recorrer, pero cada paso dado nos acerca a un futuro como sociedad cada vez más inclusiva, es por ello, que celebro los espacios como este blog en el que nos permitirá poco a poco conocer más sobre temas de inclusión en nuestro país.


Hoy quiero proponerte iniciar cambiando nuestro lenguaje, ya que “el lenguaje es el comienzo para poder actuar en la inclusión; se trata de una práctica cotidiana y arraigada socialmente, casi siempre pasa inadvertida para quienes incurren en ella y aún para quienes la padecen; ya que, el lenguaje crea realidades, es el andamio que sostiene los estereotipos, prejuicios negativos y estigmas, que se transforma en prácticas de injusticia, exclusión y violación de derechos. Considera que, lo que yo comunico y expreso en la forma en que me refiero al otro, puede generar una etiqueta buena o mala y esto hace que defina que la persona quede fuera o dentro de un círculo social.”3

Para la correcta utilización de terminología tenemos una herramienta que a lo largo de este blog escucharás nombrar en varias ocasiones; me refiero a la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, que entró en vigor oficialmente el 3 de mayo del 2008, de la cuál México desde un inicio ha sido un actor muy importante sobre el tema.

1.- Real Academia Española. (2019). medicina. 01 marzo 2020, de RAE Sitio web: https://dle.rae.es/medicina

2.- A. Gual Sala. (2012). Aprender a ser médico. 02/03/20, de Fundación de Educación Médica Sitio web: http://www.educacionmedica.net/sec/serMedico_2013_catalan.pdf

3.- Instituto Nacional de Desarrollo Social. (2016). El lenguaje es el comienzo para la inclusión social. 02/03/2020, de INDS Sitio web: https://www.gob.mx/indesol/prensa/el-lenguaje-es-el-comienzo-para-la-inclusion-social

ÚNETE A NUESTRA LISTA EN MAILING

© 2020 Travesía Incluyente México.

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco